febrero 12, 2010

C'est l'amour

Según el budismo, el amor es el profundo deseo de que la otra persona (todo el mundo, de hecho) sea feliz. Auténtica-mente feliz. No por un ratito, ni con ciertas condiciones, sino feliz de verdad. En donde sea, con quien sea, en cualquier circunstancia. Y de manera duradera. Permanente. Aquí entramos al tema de qué es la felicidad, pero quedémonos con esto por ahora: desear que el ser amado sea feliz, no necesariamente conmigo. Ahhh, ahí se pone cañón ¿no?
“Eres todo para mí”, “sin ti no puedo vivir”, “mi vida”, “mi cielo”, “la razón de mi existir”. Curioso que en muchas frases cariñosas o francamente apasionadas las palabras “yo”, “a mí”, o “mío” parecen ser las protagonistas. Te amo por lo que haces por mí, no por ti mismo(a). Te amo en función de lo que obtengo de ti. Viéndolo así, el amor romántico (o como dice mi Lama, el amoshh) no es más que puro egoísmo.


Alguna vez escuché que en las parejas siempre una de las partes amaba más que la otra. Siempre. Y que eso era algo normal. En ese momento, consideré que ser la parte que más ama sería una desventaja. Un boleto seguro al dolor. No voy a discutir si lo anterior es cierto o no, pero algo he aprendido al paso de los años: ser la parte que más ama debe ser una enorme ventaja. ES una enorme ventaja. La riqueza que se puede obtener en esa posición es infinita, si se trata de amor verdadero. Amar de verdad. Ayudar a la otra parte a encontrar la auténtica felicidad, e inevitablemente, encontrar la felicidad en el proceso. Juntos o no, todos ganan.
Más amor, menos amor, siempre entre dos. Esa cuenta no me cuadra. No creo que el amor sea una división, quiero creer que es una gran, gran, gran multiplicación.

Con sincero cariño y agradecimiento (y un amor que apenas aprende a serlo de verdad) para todos ustedes.

3 comentarios:

paularincones dijo...

Özer, qué hermoso post, me encantó lo de que el amor es una gran multiplicación, ¡es muy cierto!

Muchos besos. Feliz semana.

Xochilt Lanezi dijo...

qué reflexión tan profunda, me has dado mucho en qué pensar. qué dificil es amar en el verdadero sentido de la palabra, con total entrega, sin egoismo y sin sentirse propietario del objeto amado.

Doña M dijo...

Gracias Özer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...