julio 13, 2010

Extremos

Hace un par de semanas, mientras hacía mis compras en el super, me encontré con una joven mujer vestida más o menos así:
Aunque sus zapatos eran más bien así (pero con más plataforma que estos):
Agreguen un generoso escote al vestido y un aún más generoso tetamen, mucho maquillaje, tinte rubio platinado y mucho mejores piernas que la modelo de arriba... y ya se imaginarán que los trabajadores y parroquianos del walmar no le quitaban la vista de encima a la chica. Lo que más me sorprendió es que llevara a un niño como de 2 años (seguramente su hijo) en el carrito del super. ¿Cómo le hizo para maniobrar con compras, niño y zapatos de superplataforma? Y... dicho con voz de señora-mojigata-ultraconservadora-y-criticona: ¡¿Cómo se atreve salir así a la calle?!
Admito que a ratos me sale lo retrógrado en estos casos, pues al ver a la dama en cuestión la verdad (me cuesta admitirlo) luego luego pensé que se trataba de una chica del table dance, de los que por acá abundan. Y si así fuera, so what? Pero el gusanillo conservador ahí se me quedó, removiéndose cada vez que me la encontraba a lo largo y ancho de la tienda (¡hasta en las cajas!).

Soy injusta. Critico a estas mujeres que tienen la capacidad de mostrar sus encantos sin reservas y que cuentan con la habilidad (y el valor) suficientes para ponerse prendas y accesorios que yo encuentro no solo "de mal gusto" (muy entrecomillado), sino incluso peligrosos. Y por otra parte, critico también a las mujeres que están convencidas de que complacen a Dios al portar ropas extra-modestas, como la abaya de aquí al lado, limitando su libertad de movimiento y su comodidad. Acabo de leer que en Arabia Saudita hay toda una organización de mujeres que se oponen a los ligeros, ligerísimos cambios que poco a poco se van dando en materia del vestir y en cuanto al mostrar o no sus rostros en presencia de varones fuera de su familia. No sólo la policía religiosa penaliza a las mujeres que se rebelan ante las sharias correspondientes, sino las mismas mujeres se encargan de fiscalizarse entre sí. En aquel país una mujer no puede viajar sola, ni puede manejar un auto, ni votar. Requiere de un varón de su familia que actúe como su guardián para acompañarla a hacer las cosas que nosotros damos por sentado, aunque hay tiendas, oficinas, filas, etc. sólo para mujeres. Una de esas mujeres conservadoras dice, muy orgullosa, "Mi guardián sabe lo que mejor me conviene". Minifaldas y abayas. Extremos. Y mi doble moral, también extrema.

3 comentarios:

Ale dijo...

... caen re-gordas ¿¿verdad??.. jaja.... mira....el asunto está así.. mi madre me crió con eso de que sólo ¿¿eran 9?? accesorios... ni uno más,, reloj, arete, collar, pulsera, cinto.. mm.. deben de haber sido 5...ok.. a estas alturas no traigo más que reloj...
..la minifalda... iba arriba de la rodilla,, no abajo de los chones..... soy de pierna flacona así que,, ni me quedaban... el escote.... yo estaba traumada,, porque a los 13 años ya tenía las mismas proporciones que ahora... MUY evidentes.. y me tapaba hasta el cuello con camisotas aguadas.... ahora me valen... digo... las venden tan caras .... así que.... no lo veo mal,, pero la línea entre el buen gusto y vulgaridad es muuuy delgada......

....y las señoras extremas... imagínate que cultura,,, traen una venda en los ojos,, y si se les afloja,, ellas solitas le aprietan... mmm..el tema se presta a muchas cosas ¿¿no???.

... ahhhh.. pero que tal andan muy tapadas en los aeropuertos,, con sus bolsas de shooping de Dior..... se dan sus "gustitos"

the lil princess dijo...

Özer como siempre un placer leer tu blog... Yo confieso que yo salgo por ahí con tacones altísimos, que nunca con escotazo o mini mini .. pero si los taconzotes, el bb me falta aún! pero coincido en que todos los extremos son malos y me declaro culpable de haber criticado a más de una por parecer mujer de la vida galante... te ma que snin embargo me apasiona, creo que la doble moral tambien se nota en mi blog!!!

Zorombático dijo...

Jajaja!!!! Qué buen post Doña Özer!!! ¿En qué Walmar dice que vio a la interfecta???? digo, en un descuido me lanzo a Cuerna... no más de mirón...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...