enero 11, 2010

Un dígito

Así anduvieron las temperaturas este fin de semana para el Valle de México y zonas cercanas, eso ya no es noticia. Lo que me sorprendió en mi visita sabatina al D.F. fue ver la cantidad de ropa invernal que tienen (tenemos) los chilangos. Salieron los gorros y bufandas, los guantes, las chamarras tipo Michelin (de esas con las que parecemos llantas apiladas), las botas... y las sombrillas gabardinas. La lluvia pertinaz lo complicó todo, pues además de pelear contra el frío los que nos aventuramos a las calles tuvimos que lidiar con horas y horas de lluvia, desde el chipi-chipi pertinaz hasta los irritantes aguaceritos gélidos. Los mexicanos del altiplano nomás no estamos acostumbrados a estas cosas, pero por lo que vi, casi todos hicimos caso de los pronósticos y salimos a la calle en calidad de esquimal.
Yo usé una vetusta chamarra que compré para ir a Canadá (la única que tengo) y vaya que el clima defeño del sábado estaba parecido al de Vancouver en otoño. Con la salvedad de que por acá la calefacción está limitada a ciertos lugares y poquísimas casas la tienen. Supongo que poca gente tiene siquiera un calentador eléctrico. En mis recorridos me agradó que el Metrobús estuviera calientito, pero en el Metro tenían el aire acondicionado como si fuera primavera. No manchen.

(¿Africam Safari? Nooo, un parque zoológico en Escocia. Inche frío, dicen los leoncitos)

Por mis rumbos Morelenses la cosa no está mejor. La zona en la que vivo es boscosa, de por sí fresca, así que ahora estamos congelándonos. La chimenea ayuda pero no calienta tooooda la casa, los calentadores chupan electricidad como esponja y los techos son altos, así que no hay manera de calentar tanto aire interior. Por primera vez en seis años de vivir aquí, el sábado al entrar a la casa la sentí más fría que el exterior. Eran las 7:30 pm. La noche fue brutal. Brrrrrr.
Contrario a mi costumbre, escribo esto en la mañana. Ando en pijama (matapasiones) y bata (acolchadísima), sin bañar ¡porque se me acabó el gas! ya que no revisé a tiempo el $%&# medidor. Me niego a echarme el regaderazo de agua fría en estas condiciones, vamos, aborrezco el agua fría aún en verano. Y en toda Cuernavaca el agua es fría fría fría incluso en verano. Así que en lo que llega el gas mejor me pongo mis guantes, voy a darle de comer a los pingüinos y dejo de quejarme.

6 comentarios:

Huachimingo (alias Diana) dijo...

mi querida y congelada amiga, aqui en la zona norte de Cuernavaca ( la ciudad de la eterna primavera jajajaj si como no!) te saludo, con mucho calor y cariño humano, yo suspiro x una chimenea, voy a ver si el ingeniero que conozco y se especaliza en aire acondicionado y calefacción consigue un buen descuento e instala algo que nos mantenga calientitos sin mucho consumo de electricidad!, o de plano me ire a colar a la cola de entrega de cobijas en huitzilac... un beso, aqui el agua no esta hirviendo pero esta tibia, si ud. gusta nada mas nos avisa.

Zorombático dijo...

Doña Özer, le comento como corresponsal en Cancún, que estamos sumergidos en gélidas temperaturas de 17 grados, que para nosotros son como auténticas glaciaciones. Anoche, a las cuatro de la mañana se registró un decenso hasta los once grados. Hace frío y los que nos volvimos topicales nos agarraron descuidados. Ayer estuve en pants, con calcetines y sudadera, y así dormí!!

Muchos saludos, tápese y no se bañe hoy. No pasa nada.

Donaji dijo...

Sí, yo creo que lo peor es que no estamos acostumbrados al frío, y como dices pocas casas tienen calentador y las que tenemos uno aunque sea miniatura no lo ponemos por la cuenta de la luz :(
Pero para eso tejo! para que en los 4 días fríos del año pueda tener calcetines de lana (léase en tono sarcástico)
saludos y a mantenerse caliente!!

Carmen Tye dijo...

De donde yo soy la meritita frontera de este Mexico lindo y disperso, es mas que comun que neve en los inviernos y mas de una vez. Crecimos con veranos cortos y unos inviernos crudos y largos,

Me vine a vivir a 500 kms ma o menos, y he sufrido las de Cain con el calor, pero ahora este ano...

Al Fin TEnemos Un Invierno!!
La gente de por aca se anda muriendo con 4C, hasta la colcha encima trae, pero yo me siento un poco comoda con mis recuerdos invernales...

Besitos y a tomar cafecito!!

Özer dijo...

¡Gracias a todos los corresponsales! Pues parece que estamos sobreviviendo el Mexican Big Chill a punta de bebidas calientes y pants sobre pants. Pero los que vivimos de Guadalajara para abajo nomás no estamos impuestos a tantos días de frío sin parar. A como va la cosa tendremos que irnos acostumbrando...

Julio dijo...

Definitivamente la falta de costumbre al frio es lo que sorprende más... ayer me puse a recordar cuando fue el ultimo dia de sol y calorcito (20° en Monterrey)... el domingo 03 de enero, despues de ese dia el resto ha sido frio, lluvia, aire helado, abrigos, bufandas y agua caliente para el baño.

Recuerdando tambien los inviernos pasados... un par de dias con mucho frio durante los meses de dicha estacion eran lo mas que teniamos que soportar... ahora ya llevamos varios y fuertes frentes frios... habra que hacerse a la idea y prepararse para los siguientes...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...