marzo 07, 2011

Living in a box

No es la primera vez que vivo en departamento, nooo. Mi primera experiencia fue en un depto de interés social, en un barrio bravo del oriente de esta ciudad, en el que realmente viví cómoda y nunca tuve malas experiencias, pese a ser una zona conflictiva. Pero comparativamente, ahora estoy en la gloria. Además de lo agradable del barrio, tengo la fortuna de compartir edificio con gente muy tranquila, limpia y cooperativa. Y muchos tienen mascotas, así que nadie levanta la ceja ante la presencia de nuestro gatito. Abundan los perros de talla pequeña, que para mi sorpresa no ladran dentro de los departamentos, lo cual sería muy notorio... porque sí, a pesar de que el edificio es de construcción sólida y relativamente antigua, los ruidos viajan a través de ventanas, paredes y pisos, al grado de que ya conozco las rutinas de mis vecinos sólo por esos ruidos compartidos.

Mi techo es el piso de Taconcitos, mujer joven que se levanta a la misma hora que yo y que se viste rauda para atender sus obligaciones, taconeando por toda su casa antes de cerrar su puerta al salir a eso de las 8. Hoy por fin nos saludamos al coincidir en la escalera. Tenemos también en el piso de arriba a Perros Locos, un par de beagles hermosos, pero uno de ellos tiene mal carácter. Sus humanos son muy puntuales para sacarlos a pasear un par de veces al día, pero si no los sacan para su paseo nocturno los animalitos rascan la puerta con gran enjundia, al grado que la primera vez que los oímos salimos de nuestro depa para ver qué pasaba. Supongo que ese día los humanos tuvieron un compromiso, porque llegaron tardecito. Al fondo de nuestro pasillo están Niños-con-Mochilas, una familia con dos niños (encantadores todos, ayer nos presentamos mutua y formalmente) que llegan puntuales a las 3 p.m., suben con estrépito por la escalera y tras cerrar la puerta tras de sí pasan la tarde súper tranquilos. En alguna vivienda que no he logrado identificar está Tres Sonadas, caballero que limpia su nariz sonoramente tres veces todas las mañanas. Tal vez es el mismo de los Cigarros-a-Deshoras, fumador que de repente se echa su cigarrito muy avanzada la noche, por lo que a veces el aroma (yuk) llega hasta la ventana abierta de mi recámara, a horas insólitas de la madrugada.

Cierto, debería ponerme a hacer algo en lugar de estar fiscalizando a los vecinos...

Imagen: Maru, el gato japonés con una extraña fijación por las cajas... y un compañero humano con mucho tiempo libre y una cámara siempre lista para filmarlo. Acá unos ejemplos.

11 comentarios:

sandygallia dijo...

Clasificar a los vecinos es una de las actividades que mas disfruto XD
aunque luego pasa la emoción y se vuelve cotidiano (aunque los apodos permanecen)

HUACHIMINGO (DIANA) dijo...

HOLA ..YA TE EXTRAÑABA, YO SOLO EN DOS OCASIONES VIVI EN DEPTO, UNA CUANDO ME CASE Y RECUERDO Q ENCIMA NUESTRO VIVIA UNA FAMILIA Q YO JURARÍA ERA TODO UN EJERCITO... EL TAC TAC TAC TIC TIC TIC Q NUNCA SUPE QUE ERA PERO IMAGINABA UNA CANICA COMO ESAS DE LA CANCION DE CRI CRI ME ACOMPAÑABA CADA NOCHE..TODA UNA EXPERIENCIA Q SOLO DURO 2 AÑOS... UN ABRAZO MI CHILANGA AMIGA.

HUACHIMINGO (DIANA) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Özer dijo...

@Sandygallia: Sí, creo que es inevitable lo de los apodos. A nosotros nos han de decir "Sacamuebles indecisos" porque llegamos con muebles y algunos ya los vendimos porque no nos gustarón acá.
@Diana: Lo de las canicas ha de ser un efecto esotérico, yo también lo escuchaba en el depa que compartí hace años con mi mamá.
(Se duplicó tu comentario y saqué uno. ¡Saluditos!)

Ale dijo...

... je... AMO A MARU!!!! soy fan y lo veo y re-veo y me digo...." cuando los chihuahuas se e xtingan....." ooops.. que mala,,, yo nunca he vivido en depa... y.. no conozco a mis vecinos .. mas que a la señora de al lado,,, que se robó 7x32 mts del terreno,, jaja,,, obvio que no es bienvenida :DDDD ( por mi marido,, yo si le hablo..) jaja... y la canica..... bueno,, si vivi en un depa,, pero era solo,, en el 20 piso de una ofi..... y pos la escalera era nuestra.... y yo tenía una gata tuerta.....que adoraba las canicas... la subía y la soltaba... tres seg. después ya la había subido otra vez......y a soltarla..... nos volvimos cazadores de canicas para que la gata no las encontrara.. jaja.. imaginate era negra,, y en la noche solo veías la lucecita de su unico ojo flotando..... bueeeno... je. ya me excedi. soooorrry.... saluditos a Boris.....

Ale dijo...

ohhhhh.. y del humano de Maru...¿¿¿no se te hace que no hay objetos personales en escena?? ¿¿¿???

conclusión... Maru es un extraterrestre que vive solo documentando la-su vida en un cuerpo felino....

..ohhh.. el marido compró una sony bravia..... je....se fundió a los 7 ´dias.. me la entregan hoy.. REPARADA .. no me dan otra... ojo con la garantía

Betty dijo...

Hola, hola

Tambien vivo en depto., aunque tenemos la fortuna de vivir en el último piso. Asi que nadie me molesta. Ahora comprendo las miradas de odio de mi vecina.
¿Y boris, donde anda?

Carmen Tye dijo...

Huy cuanta historia!
Nunca he vivido en depa', debería de..

Siempre había vivido en casas hiper aisladas con amplio terreno a la redonda (muy norteño pue') y ahora vivimos en una cerrada y tengo vecinos!! al principio me sentía en una película con 'tanta gente' (6-7) jaja..

Que bien que te han tocado buenos vecinos!

Besines!

Ale lu dijo...

Me encantan los apodos de tus vecinos, a veces es inevitable ponérselos, sólo hay que tener cuidado de no meter la pata y un día saludarlos con el apodo jaja buen día señor Tres Sonadas XD naaaa no creo jiji

Me mueeeeero con Maru jaja es GENIAL! todavia me pregunto cómo hay gente a la que no le gustan los gatos :S

sacramento dijo...

Özen qué bonito escribes, y que orgullo tenerte a bodo.
me alegro que te guste mi vestido mexicano llevo de vida y colores vobrante.
Mil besos mexicanos para tí.
XXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Kishiria dijo...

el gato está hermoso.

nostros tenemos a "vecinos con perro con uñas largas y piso de cerámica" arriba y a la suegra de satanás (en serio), abajo. un día, cuando todavía nos hablabámos, me dijo que a veces le daban ganas de llamar a la policía porque en las noches escuchaba que en mi depa golpeaban y azotaban a alguien contra el piso... le dijimos que no era así y ella juraba y perjuraba que pasaba... aun cuando nosotros estábamos de vacaciones, jura que en mi depa hay fantasmas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...