mayo 23, 2011

El final se acerca ya

Tic, tac, tic, tac...
Estaba yo muy tranquilita comiendo en un restaurante cuando ví por la ventana un par de camionetas publicitarias (de esas que sólo traen un anuncio y viajan en manada) con el tremendo letrero de "¡¡21 de Mayo 2011, Juicio Final, la Biblia lo comprueba!!". Diablos, y yo tome y tome vino blanco en el restaurante, en lugar de arrepentirme de mis pecados. El predicador aquel que comenzó todo ese numerito había predicho "terribles terremotos a escala mundial" para las 6 de la tarde de ese día... ¿hora del este de EUA u hora de Greenwich? No me acordaba. Ví mi reloj, eran como las 4:30 pm. Sea como fuere, ya nos había cargado el payaso, así que seguí con mi comida.

Muchos agarramos de cotorreo todo este circo del Juicio Final, ¿pero qué hay de la gente que auténticamente lo creyó? Esas camionetas que ví fueron contratadas por alguien, alguien mandó hacer los anuncios y alguien pagó por todo... porque el susodicho predicador convenció a sus seguidores de que una de las formas en que serían salvados de la Gran Tribulación (período de 5 meses posteriores al juicio, antes del mero Fin) era diseminar el mensaje por todos los medios posibles. En los Estados Unidos hubo gente que se gastó los ahorros de su vida en contratar anuncios espectaculares y en la impresión de decenas de miles de volantes, llámandonos a los infieles al arrepentimiento. ¿Cómo amaneció esa gente el día 22?

Ahhh, pero esto no se acaba aquí, noooo. Si este Fin del Mundo como lo conocemos no funcionó, tenemos las profecías mayas para Diciembre del 2012, cómo no. Hace poco hice un coraje mayúsculo (y totalmente estéril) al ver en interné un video en el que una escritora mexicana de onda New Age promueve su más reciente libro, en el que generosamente nos da consejos para aprovechar la "gran revelación" del 2012. Por lo que entendí, la cuestión es portarse bien, meditar y ser gente decente, porque a los buenos les va a ir mejor a partir de esa "transición" y a los malos les va a ir de la xingada (término chino que significa "muy muy mal"). Lo que me pareció insultante no es ese mensaje, sino la mezcolanza de tradiciones, datos científicos mal aplicados, errores en esos mismos datos e ideas fuera de contexto que plagan el mentado libro... y buena parte de los trabajos de quienes están convencidos de que iniciaremos una Nueva Era en el 2012. Quiero suponer que estos escritores y conferencistas actúan de buena fe, tratando de que la gente que los escucha enmiende sus acciones, pero la forma en que lo hacen acaba siendo una manipulación.
¿En verdad puede beneficiarme el meditar sobre los arcángeles y evitar comer carne, si al mismo tiempo estoy maltratando a mi empleada doméstica? ¿El vestirme de blanco y subir a las pirámides cambia el hecho de que manejo como bestia? ¿Leer libros, ver videos, acudir a seminarios y cantar mantras borra años de enojo contra mis padres? Yo lo he visto, he estado a lado de gente capaz de meditar 8 horas al día, pero incapaz de tratar bien a su pareja. Conozco gente que se ha preparado durante años para lograr su propia sanación y la de los demás, pero que no puede pedir perdón a un semejante. Y arrojo la piedra, sabiendo que también corresponde que me caigan muchas. La responsabilidad es de cada uno, nuestro Juicio Final lo deberíamos hacer a diaro, personalmente y con honestidad.

Entre mi familia y amigos ha habido (muchas) muertes inesperadas, y las sigue habiendo. De repente fulanito ya no está, poof, ya no hay nada. Su mundo se acabó, y en una medida, el de sus seres queridos también se apaga durante un largo tiempo. No hay aviso, nadie profetisa la muerte de un hombre o mujer común, no sale en las noticias. Sin terremotos ni indundaciones, el mundo se acaba a diario, miles de veces cada 24 horas. ¿Qué es lo que hice, qué es lo que dejo, y si así lo creo, qué es lo que me llevo en la transición del morir? Eso es lo que me preocupa, y supongo que a los mayas también les preocupaba... pero temo que debe haber errores en la traducción.

4 comentarios:

Verónica García dijo...

=} comence a leerte casi con una carcajada (por lo del payaso) y termine meditando en tus palabras y con la sorpresa de saber que hay alguien mas en este bendito pais y me imagino que en este mundo tambien con la que comparto algunas ideas
Yo no sabía nada de eso del fin del mundo... ?... todas mis energias estaban en el XV de mi unica sobrina mujer... que fue ayer 22 (menos mal que no se acabo el mundo, uf!)y cuando me dijeron =D lo unico que dije fue... se acaba para el que se muere, el lunes aqui vamos a seguir trabajando tan estresados como siempre... y si aqui estoy (amos, porque todos vienieron a trabajar) desvelada, cansada, con una sonrisa en la cara y con mi cabello con olor a quemado =?
Feliz vida, que todavia no se acaba nada...

paularincones dijo...

Cuando me enteré de la cadena e cataclismos que nos esperaban, me hice la misma pregunta ¿las 9 de la noche hora de Tokyo, de la Cd. de México o de Nueva York?

Muy buen post, me encantó sobre todo el último párrafo. Es algo que yo he pensado muchas veces pero no tengo la capacidad de ponerlo en palabras tan bien como tú.

marujims dijo...

Aunque n es miercoles de confesionario voy a confesar que siempre he temido a la muerte y al fin del mundo, pero al tragico ese de terremotos, diluvios y etc. no me gusta oir que lo estan prediciendo o que tiene fecha la verdad me angustia, aunque en mi interior sepa que no es verdad que nadie sabe ni el dia ni la hora, no se si se deba a mi temor de enfrentarme al ser supremo y no cubrir sus espectativas, aqui auto psicoanalisadome creo que se debe a la educacion religiosa que tuve de niña y que aun traigo arrastrando, en fin, el dia paso y nada paso asi que a poner buena cara y seguir buscando minuto a minuto ser mejor y vivir feliz el tiempo que sea.
PD estoy de acuerdo en lo que dices sobre quien dice una cosa y hace otra

Romi-damelalata- dijo...

¡muy buen post Özer!
totalmente de acuerdo contigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...