marzo 23, 2010

La vida me da limones...

...Así que hice limonada. Y salió rica. Vivo sobre una tierra pródiga de bosque en la que casi cualquier semilla germina con poco o nada de cuidado. En el caso de mi jardín, prácticamente con nada de cuidado. Adquirimos (y seguimos pagando) esta casa hace años y con pena admito que nunca hemos tenido la suficiente entrega para atender la huerta. Y así nomás, por vocación generosa, los arbolitos nos han dado los mencionados limones...
Y tejocotes...
Y duraznos...

Y naranjas. Este año encontré una misteriosa naranja siamesa. Me intriga saber cómo madurará...


Tenemos también capulines y solía haber zarzamoras silvestres, pero los pajaritos acabaron con el arbusto. Alguna vez tuvimos una planta de jitomate que salió sin más en la bajada del agua de la cocina. Supongo que algunas semillas cayeron de un plato, viajaron por la tubería y fueron a caer entre las piedras (usamos algo de las aguas grises para regar) y ¡bum! planta de tomate. Tuvo una existencia efímera pero feliz. He tratado de tener albahaca y chiles en maceta, pero mi gato se encargó de "regar las plantitas" (tan acomedido él) y sus aguas letales acabaron con todo. Lástima, los chilitos estaban regüenos.
Ahora lo triste: Por falta de cuidado las frutas no salen tan buenas como se ven. Los capulines y duraznos no maduran del todo y las naranjas tienen más cáscara que pulpa. Los tejocotes se ven buenos, pero una vez cortados se echan a perder en cosa de horas. Ni chance me dieron de hacer un dulce de tejocote, que tantas ganas le traía.
Este año SÍ le voy a entrar al trabajo en la huerta. Estos limones que yo no trabajé y ahora disfruto me han dado la pauta. Gracias a todos los seres que hicieron que hoy pueda sazonar mi ensalada con el fragante jugo y tomarme una refrescante limonada.
Ahora es mi turno.
Posdata 1: De acuerdo con lo que mencioné en el post anterior, sigo con mis experimentos culinarios y los resultados han sido un pescado con paprika y echalot, un pay de manzana, un tiramisú, una pasta con salsa de camarones y otra con salsa de hongos silvestres. Success!!
Posdata 2: Y más pronto cae un hablador que un cojo. En el post anterior-anterior criticaba a quienes presumen de sus enfermedades y lesiones. Estas dos semanas YO he estado presumiendo ante quien se deje un fantasmal-esguince-de-tobillo-sin-razón-aparente y una devastadora-contractura-de-hombro-y-cuello. Ufff.

2 comentarios:

Xochilt Lanezi dijo...

qué padre que tengas tantos árboles frutales en tu jardín. Ese es mi objetivo y ya tengo en macetas algunos arbolitos de semillas que planté hace dos años. Entre ellos 5 limoneros (o naranjos no sé qué son todavía)y un aguacate.
A ver si este año los transplanto en la parcela, a lo que le tengo miedo es que mis perros los destruyan, tal como lo hizo tu gato con la mata de chiles.

A mí tambien un día me nació una tomatera silvestre; pero como no era tierra fertil dió unos minitomatitos que no alcanzaron a madurar.

Ale dijo...

ohhh... que shulada.... no conozco "el rancho2 ;P pero es famoso por su vegetación... pero sí... hay que darles una manita de gato de repente... yo tengo un aguacate de unos 8 metros... y sólo dos veces nos ha regalado fruto... dice mi hermano que "hay que regarlo"... ooops... es lo bueno del estanque...no tienes que regarlo... y... necesitas una purl-frog... pa´las dolencias..... checa en purlbee ;D... son re-buenas....besitosss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...