marzo 02, 2010

"Glorifica mi alma al Señor..."

"...y retiemble en su centro la tierra". Según la leyenda familiar, así rezaba mi abue cuando se asustaba con los temblores, frecuentes en nuestro hogar original en el D.F. Salía al patio de la casa y clamaba al cielo, mezclando la Magnífica con el Himno Nacional. Ya no le tocó ver los estragos del '85, y qué bueno. A partir de ese terremoto, los temblores dejaron de ser cosa de risa en casa, y en lo particular, desde entonces les agarré pánico. Creo que muchos chilangos más o menos de mi edad estamos en el mismo caso: sabemos que lo que empieza en un meneíto puede terminar en una tragedia dantesca.
Y al sur del continente, así fue este fin de semana. Tragedia que nos ha pegado en casa, no porque hayamos tenido pérdidas que lamentar, sino porque el simple hecho de tener familia y amigos en Chile nos vincula con su dolor. El sábado nos levantamos como siempre, y ya avanzada la mañana recibí la llamada de una amiga. "¿Cómo están los de Chile?", preguntó. "Pos supongo que bien", respondí. "¿No sabes todavía, verdad?"... y con un simple número (8.8) la mañana se me vino abajo. Mi esposo estuvo tratando de llamar durante un buen rato, sin éxito. Yo mandé correos electrónicos... y prendí la tele. Oh. Shit.

Hace dos años estuvimos por allá. Yo conocí un Chile venturoso, trabajador, muy caliente para mi gusto y sorprendentemente civilizado. La economía pujante, la gente optimista, el cielo azul e inmenso del sur. Por eso al ver edificios caídos y barcos lanzados sobre las casitas de madera de la costa me duele como me dolió la Ciudad de México en el '85. Pero lo que más me ha dolido es ver (una y otra vez) las escenas de saqueos en las zonas más afectadas. Los más sorprendidos deben ser los chilenos mismos. No jodan, si ustedes son los (autodenominados) ingleses de América. Como me lo explicó mi esposo, el mismo gobierno le tenía miedo a sacar el ejército a las calles, por el recuerdo de Pinochet y anexas. Parece que la versión chilena de nuestro DN III no involucra al ejército de manera automática. Pero no hubo de otra. Insisto, no jodan.
La familia está bien, sus viviendas también, sólo platos y vasos rotos que lamentar. Y el sustazo. Una parte de la familia andaba en el sur de Chile, por lo que les tomará días llegar a Santiago con las carreteras destruidas en tramos y los puentes caídos. Pero están bien.

La cuenta que vi ayer iba en 723 muertos. Sí, sí, no se compara a lo de aquí ni mucho menos a Haití. Pero qué importan esos números. 8.8 en escala Richter. Ese número atroz, inhumano pero real, es a fin de cuentas el que lo dice todo.
Y como dicen por allá ¡Viva Chile, mierda! -en serio, así dicen-

6 comentarios:

Huachimingo (Diana) dijo...

Luz sabes que nuestro corazón y nuestras oraciones esta con tu familia asi como con la familia de otra gran amiga de Cuernavaca, Lorena Molina que tiene bastante familia alla en Chile, gracias a Dios como en tu caso su familia esta bien en general, yo aun recuerdo la sorpresa y desolacion que provoco el temblor del 85 y su réplica pero tambíen la solidaridad primero de los propios mexicanos y despues de la comunidad internacional, asi que estoy segura lo mismo sucederá con Chile... un abrazo a Jan y a ti con todo nuestro cariño.

Xochilt Lanezi dijo...

como ya te lo dije ayer, me alegro por tí que los daños a tus familiares hayan sido mínimos.
Es muy triste lo que está pasando por allá, el clima de inseguridad que se respira.
Cuando se han vivido los terremotos, sentimos estas desgracias más de cerca, aunque uno tan fuerte como el de Chile ni alcanzo a imaginarlo.

paularincones dijo...

Sí, es terrible y yo no puedo evitar tener mucho miedo de que se repita el 85. Me alegra que tu gente esté bien.

Los chilenos podrán autodenominarse los ingleses de América, pero no te olvides que en Inglaterra también hay hoolligans, de allá vienen.

Besitos, y un abrazo.

paularincones dijo...

Sí, es terrible y yo no puedo evitar tener mucho miedo de que se repita el 85. Me alegra que tu gente esté bien.

Los chilenos podrán autodenominarse los ingleses de América, pero no te olvides que en Inglaterra también hay hoolligans, de allá vienen.

Besitos, y un abrazo.

Alix dijo...

felicidad al saber que tu fam en Chile está bien!seguimos orando por la recuperación de tan hermoso País!


Quizá no viene al caso pero me impactó tu escrito "Home Alone"...
me hiciste recordar cuando adolescente y dormía hasta altas horas de la mañana :)

Saludos ♥

Doña M dijo...

Qué bueno que no hubo bajas en tu lado.

Me quedé con ganas de conocer Chile antes de este baile espantoso... pero sí, me lo han presumido exactamente como lo describes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...