mayo 12, 2010

¡Mira nomás qué fachas!

Confieso que soy fachosa de corazón. La ropa aguada y los zapatos bajos son mi constante durante la semana. Después de años de usar traje sastre, medias y tacones, el trabajar en casa sin jefes ni compañeros de oficina es un gran descanso pero también un arma de dos filos: puedo andar muy cómoda, pero también la comodidad degenera en franco descuido. Camino en la cuerda floja, pero hago un esfuerzo y hasta de uso algo de maquillaje. Y evito trabajar en pants o pijama, ni lo mande Dior.

He estado viendo algunas entrevistas a Tim Gunn, conocido por arrear con sumo caché a los diseñadores novatos del programa Project Runway. Él no es diseñador, sino maestro de arte, consultor de diseño y actual director creativo de Liz Claiborne Inc. Además, es la elegancia andando, incluso para hablar. En un par de entretenidos videos (ver abajo) el caballero analiza los trajes de los superhéroes de los cómics, tanto por el lado estético como por su semiótica, es decir, lo que dice la ropa del héroe. Y esto va para todos los mortales. Todos tratamos de comunicar algo con nuestra ropa, sea consciente o inconscientemente.
Recuerdo una boda a la que asistí cuando era adolescente. Una invitada llegó con sus jeans de batalla y con el cabello mojado. Buen look para llevar a los niños a la escuela, pero no para una ceremonia. Peor aún, con la simple ropa parecía decir “miren, tuve que dejar de hacer algo en casa para venir acá”. Recuerdo a la novia diciéndole entristecida a mi madre: “Parece que mi amiga no quería venir”. Digo, con un vestido sencillo, unos zapatos decentes y una secadora de pelo la invitada habría salido airosa del paso y los novios habrían agradecido el esfuerzo. Pero la facha ganó.

De acuerdo, NO abogo por usar tacones de 12 cm para ir por las tortillas, pero caray, por lo menos no ir en pijama (juro que lo he visto). Entiendo que todos tenemos vidas cada vez más complicadas, pero quizá retomar la costumbre de vestirse (simplemente cambiarse la camiseta o ponerse lápiz labial, por ejemplo) para salir a la calle nos ayude a hacer una pausa y valorar esos momentos. Y en estos tiempos, hacer una pausa es valioso en sí. Si me invitan a salir, hasta prometo que me peino.

Pongo la segunda parte del video porque aparecen superhéroes más conocidos (por lo menos para mí, je je). Es largo, pero creo que vale la pena, lástima que no haya una versión subtitulada.  (Arrghh, no logro que se vea completa la pantalla)

5 comentarios:

Carmen Tye dijo...

Me fascina el Sr este.. se me hace tan elegante.

Pos tambien pertenezco al grupo que uso trajes sastre por muuuuchos anos, zapatillas, maquillaje, etc desde la primeras horas del dia. Te dire que al dejar de trabajar fuera de casa me fue dificil al principio no seguir la misma rutina. Pero que tal ahora eh... jaja

Pero si me bano antes de salir de mi recamara del diario y salgo con ropa decente lista para cualquier acontecimiento, despues del desayuno me dibujo el ojo y voila!

Me chocan las sras que a mediodia aun estan en pijama... agh!

Besitos

Ale dijo...

.... je... iba a apagar la compu,, y te voy viendo... sorry,,, confieso.... soy hija única,,, tuve bodón de 500 gentes.. me hube de disfrazar de novia y toda la cosa ¡¡¡buaccc!!!! ( neiman Marcus)... el civil fué a mi modo,, en la ofi,, Levi´s 501,, cafés oxido,, y camiseta hindú.... tengo los jeans,, me los voy a medir.. ¿¿¿crees que me inmute salir en chanclas???

marujims dijo...

ME encanta Tim y su programa guru del estilo me gustaria que viniera y me dijera que ponerme y que no para mi tipo de cuerpo y que me llevase con uno de sus amigos diseñadores, pero me moriria de la pena que viera mi garrero, tambien me toco andar uniformada y entaconada imaginate trabaje 8 años en un banco y recorri toos los puestos desde cajera hasta secretaria de la gerencia regional, ahora me gusta el vistir sencillo pero eso si si se trata de un compromiso como una boda prefiero no ir ( de hecho lo he hecho) que sentirme fuera de tono, recuerdo que en mi boda uno de los testigo llego con las mangas de la camisa remangadas grrr cada que veo las fotos me vuelve a dar coraje- Me encantaria poder adoptar cuernavaca como mi ciudad siempre que digo que me ire de hermosillo por su horrible verano pienso en salir corriendo hacia alla, no conosco pero por lo que me han cantado yo quiero.

Helga dijo...

A mi me pasa algo bien curioso, trabajé un chorro de años en la construcción, entonces lo requrido es que anduviera en mezclilla y bototas acá con casquillo industrial y toda la cosa, ahora tengo que hacer un esfuerzo enorme para andar con ropita de vestir y en tacones... me gusta, es un buen cambio :)

Xochilt Lanezi dijo...

qué video tan interesante, yo no conocía a este señor pero me parece un punto de vista diferente y muy válido.

Yo soy de: ni tanto que sobre, pero tampoco que falte. Me gusta vestir de acuerdo a la ocasión, y durante muchos años no me quitaba los tacones en todo el día; los tenis me duraban años porque no los usaba; pero ahora que vivo acá en el campo visto de sport todo el día porque es lo más cómodo.
Pero eso sí, nunca salgo de casa sin darme una manita de gato, que lo vanidosa no se me ha quitado.

tus post siempre me ponen a pensar, por eso me gusta venir

que pases un feliz finde


besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...