agosto 09, 2010

Estados alterados

Si hay algo que me gusta es escribir en el blog... ¡y leer otros blogs! Pero durante la semana pasada mi webactividad (je je) se vió alterada por varios motivos. Los principales: una severa falla eléctrica que afectó el suministro de mi fraccionamiento y otras colonias aledañas y que me tuvo un par de días sin electricidad. Aunque tenemos un pequeño generador a gasolina sólo lo usamos para lo indispensable, así que limité el uso de la compu para el trabajo y vistazos rápidos al feisbu (sí, eso cae en la categoría de "indispensable").  El otro inconveniente fue la ausencia de mi trabajadora doméstica (¿cuál es el término políticamente correcto?, yo me suelo referir a ella como "la chica que me ayuda en la casa"). Es una persona confiable, atenta y con una honestidad a toda prueba, pero tiene la terrible costumbre de no avisar cuando va a faltar, y a pesar de casi 7 años de relación profesional no he podido convencerla de que no hay bronca si falta... tan sólo le pido que me avise cuando no pueda venir.
¿El resultado? una semana muy pesada, con mucho trabajo y pocos recursos. Así que el blog fue la primera víctima. Y expreso toda mi admiración por ustedes, mujeres con hijos, esposos, trabajos, casas bien cuidadas, intereses personales... ¡y sin ayuda el hogar! Son mis máximas heroínas, me cái.

Pero ¡basta de excusas! Aquí estoy de nuevo y, a propósito de nada, les presento esta encantadora foto:

Se trata de Emma Thompson, una de mis actrices favoritas (guionista, comediante, activista y main squeeze en su momento de Kenneth Branagh y Hugh Grant), cuando develaba su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, la semana pasada. Y qué mejor manera de hacerlo que con una pinta de cerveza (su estrella se encuentra frente a un pub, nótese la elegante manera de tomar el vaso, con meñique al aire)... y un cerdito. No sé a cuento de qué viene el cerdito, pero Ms. Thompson puede hacer lo que quiera y sigue siendo genial.

Saludos desde mi rincón del bosque, ahora me retiro y voy a lavar los platos.
PD. Hoy amaneció un murcielaguito nadando (ehem) en una jarra con agua que teníamos junto al lavabo. Sí, sí, tengo que usar jarras con tapa. El animalito estaba bien  aunque bastante húmedo, y agradeció que lo liberáramos en el jardín. Emma tiene su cerdito, yo tengo mi pseudo-vampirito.

4 comentarios:

Xochilt Lanezi dijo...

ando igualita que tú, con tantas cosas que hacer que el blog es el primer sacrificado.

Y hoy no debería de estar aquí, mis obligaciones me llaman, pero no pude evitar venir a leerte, tus entradas siempre me dan qué pensar.

y ahora si me voy.

besos

Ale dijo...

;DDDD..... en casa.... la mamá soy yo y "la reina del hogar" es ella :DDD.....


ahhhh..... ¡¡¡¡yo quiero un murciii!!!!! ( lo hubieras puesto al sol pa´ver si se transforma en Edward) je... la maldita hormona...........

marujims dijo...

el cerdito no sera para hacer mofa de todas esas que andamos por el mundo con un chihuis en brazos jaja

Horror!! muero si me sale un murcielago ya tengo bastante con los bichos que he tenido que lidiar brrrrr

Zorombático dijo...

Los cerditos están de moda entre las celebridades, los venden como perros falderos y creo (creo, que conste) que hay una raza híbrida de cerdos que funciona con este fin.
Lo bueno de esto es que cuando te hartas de tu mascota, en lugar de "mandarlo a dormir" puedes pedir a tu veterinario que te lo "mande al plato" en un suculento domingo de carnitas... tan sabrosas que son.
Los murciélagos son lindos, acá en Cancún hay muchos pero la "civilización" se los está acabando. Al parecer les puede pasar lo que a los cerditos... pero en "snacks" ¿a qué sabrán?
Muchos saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...