enero 06, 2011

En cabeza ajena - 2 y último

Día tras día me veía al espejo y me trataba de convencer de que me veía bien, de que el copetazo rubio me daba un aire gratamente excéntrico, de que el contraste con mi tono natural castaño oscuro era espectacular... y día tras día pasaba más tiempo frente al espejo tratando de peinarme, de maquillarme y de acomodar todo mi ser a una imagen que nomás no era yo. Pero necia en que me veía bien. Y no era así.
Una señal de alarma evidente fue cuando un día, tras el ejercicio en el gimnasio, me duché y me puse mi sudadera favorita (limpiecita, no sudada) para regresar a casa. La imagen del espejo me sorprendió: la cabeza con tremendas mechas platinadas simplemente se veía ridícula con un cuerpo enfundado en ropa deportiva. Nomás no había congruencia. Shit. ¿Y ora tengo que andar de tacón y lentejuelas siempre para concordar con el color de pelo? ¿O simplemente esto no está funcionando?

Una madrugada me desperté agitada, no por las preocupaciones del trabajo, la casa o la familia, noooo.... ¡el color de mi pelo me quitaba el sueño! Ya basta, me dije. Se acabó el copete rubio y el peinado a-la-Warhol. Aprovechando mis diligencias del día compré un buen tinte y los implementos necesarios y por la tarde le di fin a la aventura platinada. Ahora traigo un tono razonablemente dorado que no choca tanto con la base castaña y me hace ver mucho mejor. O por lo menos me siento mucho mejor. El corte poco agraciado sigue ahí, pero ya es manejable y el color sensiblemente menos ESTRIDENTE disimula las capas innecesarias que me hizo (con buena intención pero técnica inadecuada para el caso) el estilista de marras.
Ahora estoy así:
¿Cómo lo ven?
Moraleja de mí para mí: Si algo no te funciona bien a la primera, no te desgastes tratando de hacerlo funcionar. Cámbialo una y otra vez, hasta que estés satisfecha. Y cámbialo rápido.

6 comentarios:

Ale dijo...

:)) andeleee...la verdad si se te veía bien,, pero concuerdo,, hay que cooordinar toodo el look,, jaja,,, por otra parte,, es la tendencia los efectos de color,, es decir,, tonos de tu color en diferentes intensidades,, así que aunque las cabezas mexicas siguen pidiendo la mecha beige ( 9.01) anda usted a tono con las grandes pasarelas :DDD jaja,, te cuento,, una vez fuí pelirroja color lata de tecate,, por 8 horas... ni mi madre me reconoció.. así que me entinté a las 11 de la noche,, y a las 7 de la mañana lo "arregle".. ;DDD

sacramento dijo...

Cómo me gusta cómo hablas???
La verdad es que tendemos a hacer este tipo de cosas cuando menos debemos, cerca de eventos en los que queremos estar bien y ser nosotras mismas...Jejejje.
Mil besos y feliz 2011.
XXXXXXXXXXXXXXXXX

Lanezi dijo...

la de veces que me he querido hacer esos cambios radicales; pero cuando estoy frente al espejo, me acobardo y me sale involuntariamente el: "solo cortame las puntas"

mañana tengo cita en la pelu por la mañana, y después de leer tus dos últimos post estoy más cobarde que de costumbre.

marujims dijo...

me sorprende lo parecido de nuestras vidas, yo tambien comence el año con nuevo look igual que tu tarde casi 4 hrs. en la peluqueria para hacer unas mecha y un corte pero OH! sorpresa nada que ver con lo que yo queria, una mendiga gripe no me ha dado chance de teñirmelo de nuevo pero en cuanto pueda lo hare, mi esposo dice que se ve bien pero el espejo me dice lo contrario y ya sabes uno le hace mas caso a lo que dice el espejo.

Carmen Tye dijo...

a como se sienta uno a gusto!
se te ve bien, no se te veia mal el mechon sofisticado pero si la vida no es sofisticada... pos no va'! 8-)

yo por mas blanca que soy no me animo a aclararme el cabello, siempre me lo ando pintando de castaño oscuro, siento que no soy yo de clarita'

moraleja...
como te sientas bien, bien estaras!
Besines

Helga dijo...

Feliz año!!! Jajaja, no tengo vergüenza pero es que apenas me estoy reconectando con el mundo virtual. Gracias por tus comentarios, estoy encantada de mis frivolidades te hayan caído bien :)

Acerca del pelo, yo creo que todas hemos estado en esa situación; el año pasado mi peluquera de confianza me entendió mal y terminé con un corte que era una mezcla de los Beatles en los 60s con las pasarelas 1993. Salí del salón en shock pero 3 días después ya pasado el susto estaba más que encantada con mi chiqui-melena, a veces nadamás necesitamos ver las cosas ya pasada la tormenta.

Está bonito el color caramelo que te pusiste, definitivamente hace buena combinación con tu color natural. Tengo que confesar que con todo y el mal rato que pasaste ya me dio antojo de traer mechas platinadas, jajajaja.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...